Estudio revela que la música HEAVY METAL afecta a la conducción

¿Existe alguna relación entre la música heavy metal y la conducción? Una investigación de la revista Auto Express y la organización de seguridad vial IAM Roadsmart parece indicar que sí.

Los resultados de un reciente estudio que se llevó a cabo para analizar cómo los diferentes tipos de música afectan a los conductores sugieren que el metal podría llevar la conducción al extremo, mientras que la música clásica afectaría de otra forma, relajando al conductor y, por tanto, disminuyendo la concentración en la carretera.

Por otro lado, la música pop afectaría de forma intermedia entre el heavy metal y la música clásica, experimentando en los conductores un entorno de conducción suave y controlado.

Para el estudio, Auto Express e IAM RoadSmart utilizaron la plataforma de carreras de alta tecnología en simuladores Base Performance Simulators cerca de Banbury, donde los conductores entrenan sus habilidades para competir en las mejores carreras del mundo. 

Durante la prueba, el reportero Tristan Shale-Hester se encargó de realizar dos vueltas de precisión en la pista simulada del Gran Premio Red Bull Ring de Austria mientras escuchaba canciones a todo volumen de cuatro géneros diferentes de música: thrash metal, hip-pop, clásica y pop.

La prueba de dos vueltas incluyó una aceleración rápida, una serie de curvas técnicamente difíciles y una zona de velocidad limitada, completada por una parada controlada en la línea de meta al final de la segunda vuelta.

Después de establecer un tiempo de vuelta de control sin música de cuatro minutos y 34 segundos, Tristan intentó nuevamente la misma prueba mientras escuchaba un tema de SLIPKNOT. Tristan tardó 14 segundos más y sus acciones con el acelerador fueron mucho más irregulares mientras escuchaba metal en comparación con la vuelta de control. Después el conductor admitió que escuchar a SLIPKNOT hacía más difícil concentrarse en el diseño del circuito.

Steve Fowler, editor jefe de Auto Express, dijo lo siguiente:

"Gran parte de la causa de distracción en la conducción está en usar un dispositivo portátil de mano con el volante, pero la investigación de Auto Express junto a IAM RoadSmart muestra que, además de tomar una decisión consciente para guardar su teléfono mientras conduce, los conductores también deben pensar detenidamente en la música que escuchan".

Tim, el jefe de política técnica de IAM Roadsmart, añadió lo siguiente:

"Lo que está claro es que el feroz thrash metal redujo realmente la capacidad del conductor para moverse por el circuito sin problemas. Eso, y la música de baile de alta energía, están diseñadas para ser sentidas y escuchadas, y para ser escuchadas a todo volumen. Está claro que ninguna ayuda a la hora de realizar maniobras de conducción exigentes".

"El volumen es el factor más importante para la concentración y tiene un gran efecto. Sin duda, recomendaría a los conductores que bajen el ruido al realizar una maniobra, ¡y que mantengan el thrash metal para más tarde del día o la noche!".

Otro estudio de la Escuela de Psicología de la Universidad de Queensland, publicado a principios de junio, aseguró que el heavy metal combate emociones como la depresión y la ira.