TWISTED SISTER denuncia a político por usar versión de “We’re Not Gonna Take It” sin permiso

Twisted Sister

El guitarrista de TWISTED SISTER Jay Jay French ha denunciado durante una entrevista a “Rock Talk With Mitch Lafon” que un político australiano ha usado una versión reescrita del clásico “We’re Not Gonna Take It” sin el permiso del grupo (escucha la entrevista más abajo).

El político Clive Palmer tomó por prestada la melodía y el ritmo del exitoso single de TWISTED SISTER “We’re Not Gonna Take It” para su campaña electoral en el United Australia Party. La publicidad muestra a un vocalista que canta la melodía de la canción del grupo estadounidense junto con la letra: “Australia no lo va a hacer, no lo hará Australia, los australianos no lo van a hacer más”.

En la canción original de TWISTED SISTER, el cantante Dee Snider canta lo siguiente: “No lo vamos a aguantar, no, de ninguna manera lo aguantaremos, no lo vamos a aguantar nunca más”.

En la entrevista, French dijo lo siguiente:

“Este tipo, Clive Palmer, si quitamos el tema político, solo desde un punto de vista legal, lo que hizo fue ilegal. No importa si eres de derechas o de izquierdas. No importa – negro, blanco, verde, azul; no me importa. Pero si coges una canción, la reescribes, haces un anuncio de la canción y se emite, estás violando las leyes de derechos de autor”.

“Por lo tanto, una vez más, independientemente de lo que pensemos sobre él personalmente, que es otro tema completamente distinto, ha infringido la ley. Y debido a que violó la ley, el titular de los derechos de “We’re Not Gonna Take It” lo está demandando. Universal Music Group van a demandarlo por esto”.

El vocalista del grupo Dee Snider, que acaba de finalizar una gira por Australia, dijo que la canción del político australiano era “terrible” durante una reciente entrevista en el programa “Today”.

El músico también señaló que si bien no es nada nuevo para los políticos usar canciones de artistas conocidos en sus campañas, el caso de Palmer es diferente porque usa “We’re Not Gonna Take It” en un anuncio sin ningún tipo de licencia.

El problema es cuando se usa en un mitin evento similar, tal y como hizo el presidente de Estados Unidos Donald Trump. En este último caso, cuando se pidió que dejaran de usarlo, lo hicieron, tal y como explicó Snider.