Crónica del concierto de Hamlet y Aphonnic en Madrid (29/12/2017)

y Aphonic dieron un concierto muy especial en Madrid el pasado 29 de diciembre de 2017. Vicente Díaz y nos traen esta fabulosa crónica de aquella noche.

No se me ocurre mejor manera de terminar el año que con una buena descarga de Metal nacional, nada menos que con Hamlet. La banda madrileña ha querido ofrecer a sus fans un concierto especial como fin de gira en el que tocar el álbum “El Infierno” íntegro, aparte de sus habituales himnos.

El grupo elegido para abrir el bolo es , una banda gallega de Metalcore con mucha actitud y bastante acorde para calentar el ambiente a los chicos de Hamlet. Llegamos a la sala con el tiempo justo y solo disfrutamos de un par de temas de la banda. La sala ya contaba con un aforo considerable y estaba disfrutando con la actuación de los vigueses.

Llega el turno de los madrileños, que en esta ocasión jugaban en casa y con un público enchufadísimo desde antes de comenzar el show. La descarga comienza con unos minutos de retraso por problemas técnicos con una de las pedaleras, a los que se une la rotura del parche del bombo tras el primer tema. Con la sustitución del mismo por el de la banda invitada el concierto continúa sin problemas en una primera parte que completan con los once cortes del álbum.

No pesaron en absoluto los problemas de los primeros minutos, ni para el público ni para la banda, que tema tras tema nos fueron arroyando con su potente descarga llevando a algunos a un éxtasis tal que se sucedían los pogos e incluso algún salto que otro desde el escenario por parte del respetable. El propio Luis Tárraga protagonizó uno muy bueno mientras se marcaba un espectacular solo de guitarra.

Hubo un momento memorable en el que el propio Molly, cual Moisés desde el escenario organiza un Wall of Death brutal, separando al público como si del mar se tratara y aclamando el nombre de un fan que ahora no recuerdo, colocándose este en el centro con los brazos extendidos y cara de muy pocos amigos listo para recibir la descarga brutal de los asistentes.

En una segunda parte a mi parecer más intensa, seguían cayendo uno tras otro los grandes éxitos de la banda mientras  el show iba alcanzando el clímax, la fiesta aumentaba tanto encima del escenario como en la pista donde el público no paraba de gritar, de saltar, de beber, en fin, de disfrutar.

Podemos afirmar que hemos podido disfrutar de un gran concierto, de una gran banda con un potentísimo directo, que podría haber durado un poco más de no ser porque el personal de la sala tuvo que intervenir para que aquello finalizara, ya que por temas de horario, al haber comenzado más tarde, era imposible extenderse más.

Si no habéis tenido ocasión de verles en directo, os lo recomiendo con creces, podría ser que no os guste nada y salgáis espantados, lo que está asegurado es que no quedareis indiferentes, eso seguro.

 

Texto: Ana López
Fotos: Vicente Díaz

Fotos del concierto de Hamlet por Vicente Díaz:

Comentarios de Facebook