NIKKI SIXX dice que él es el bajista "menos valorado de la historia"

Nikki Sixx (Mötley Crüe)

El bajista de MÖTLEY CRÜE, Nikki Sixx, ha respondido en un hilo de Twitter asegurando que no recibe la importancia que se merece como bajista.

El músico estadounidense respondió en la red social a un seguidor a la pregunta: "¿Quién es el bajista menos valorado de la historia?". Sixx dijo simplemente: "Yo".

En una entrevista de 2015 para el medio For Bass Players Only, Sixx dijo que se sintió "atraído por la simplicidad" como compositor:

"Básicamente, me encanta escribir en la forma más simple, y luego me doy cuenta de lo que eso significa: '¿Es esto una balada? ¿Es una canción pop? ¿Es una canción de heavy metal?'".

"Muchas veces, algunas de nuestras canciones, nuestras canciones más duras, las toco acústicamente cuando estoy escribiendo y realmente me aseguro de que la línea de la melodía esté realmente trabajada, solo acústicamente, pero una canción tiene que ser tarareable y memorable en su forma más simple, y eso es lo que el bajo hace por mí. Me siento como el pegamento para todo".

Cuando se le preguntó dónde encuentra su lugar dentro de lo que están haciendo el guitarrista Mick Mars y el batería Tommy Lee en MÖTLEY CRÜE, Nikki contestó lo siguiente:

"Siento que mi sitio está en algún lugar entre un bajista y un guitarrista rítmico. Toco con una púa de forma agresiva. Siempre tengo un pedal de distorsión conectado, y toco menos melodías y hago más cosas contra las guitarras que crean melodías. La canción es la que manda para mí, así que mientras la canción esté altísima, estoy a gusto y luego averiguo qué puedo hacer para mejorar la canción".

"En una canción como 'Too Young To Fall In Love', por ejemplo, el bajo se mueve de la A a la G y a la F, y luego hacia el final la A a la B a la C y sube - la misma línea de melodía pero simplemente la envolvemos de una manera diferente. Son esas pequeñas cosas simples las que la gente recuerda".

La gira "The Stadium Tour" de MÖTLEY CRÜE con DEF LEPPARD, POISON y JOAN JETT & THE BLACKHEARTS estaba programada para arrancar este verano, pero terminó retrasándose hasta 2021 debido a la pandemia de coronavirus que está arrasando el mundo.