IRON MAIDEN y los increíbles objetos que ha esquivado en el escenario

Iron Maiden

Lanzar objetos al escenario mientras está actuando un grupo es algo que no debería de hacer ninguna persona. Todas las bandas, aunque no sean de tu agrado, deberían ser respetadas cuando se encuentran trabajando. El vocalista de IRON MAIDEN, Bruce Dickinson es uno de los músicos que ha tenido que sufrir esto y lo cuenta en su libro “¿Para qué sirve este botón?”.

Durante una de sus primeras presentaciones en el festival de Donington, el cantante de MAIDEN vio un postre de natillas entero, al revés y sin su cuenco: 

“¿Habría alguna catapulta de natillas astutamente escondida en la carpa donde se servía la cerveza?”.

Entre los objetos más desagradables y peligrosos con los que ha tenido que lidiar el grupo fueron unas jeringas llenas de sangre que sobresalían del suelo del escenario. Dickinson explica que esto ocurrió durante una actuación en Portugal.

El cantante afirma en su autobiografía que el grupo ha soportado que le tiraran sobre el escenario todo tipo de objetos:

“En nuestras actuaciones ha llovido munición real, rodamientos de bolas, monedas, carteras, gafas de sol, sujetadores, bragas, camisetas, banderas, hamburguesas, latas de cervezas, botellas de orina y cientos y cientos de zapatos…”.

Sobre el asunto del lanzamiento de zapatos al escenario, Dickinson se muestra realmente sorprendido:

“El misterio de los zapatos me dejó perplejo durante años, hasta que finalmente se reveló el mecanismo.[…] La verdad es que hay granujas oportunistas que les roban los zapatos a aquellos que se lanzan a surfear sobre la multitud y los lanzan al escenario”.

En lo que se refiere a objetos “asquerosos”, TRIVIUM también son algo expertos. Durante unas de sus actuaciones en Londres, casualmente abriendo para IRON MAIDEN, el vocalista y guitarrista del grupo, Matt Heafy y el bajista Paolo Gregoletto fueron duchados literalmente con orina al no poder esquivar unos globos rellenos de ella.