Una rebeca de KURT COBAIN se vende por 75.000 dólares en una subasta

Rebeca de Kurt Cobain subastada

La popular casa de subastas Julien's Auctions celebró el pasado sábado 18 de mayo la subasta de productos relacionados con la música "MUSIC Icons" en Hard Rock Café de Times Square, Nueva York. En total se subastaron 670 artículos históricos de leyendas como Madonna, Kurt Cobain, Prince, QUEEN, Elton John, Bob Dylan, Elvis Presley, Lady Gaga, Michael Jackson y muchos más.

El artículo que alcanzó el precio más elevado fue una Universal Audio Console 610A, propiedad de Western Recorders Studio #2 de Bill Putnam, usado para grabar canciones icónicas como "Strangers In The Night" de Frank Sinatra. Se vendió por 370.000 dólares.

Uno de los artículos más comentados de la subasta fue una rebeca de acrílico y mohair que Kurt Cobain usó en su última sesión de fotos de NIRVANA con el fotógrafo Jesse Frohman. Esta prenda de vestir se vendió por 75.000, muy por encima de su estimación original de 20.000. Frohman se encargó de fotografiar a NIRVANA para la portada del álbum "In Utero", lanzado el 21 de septiembre de 1993.

Además de la rebeca del líder de NIRVANA, la subasta "MUSIC Icons" incluyó un plato de papel usado por el propio Cobain en que habría comida pizza en un club nocturno de Washington en 1990 y en el que escribió un set list de su puño y letra. Este plato se vendió por 22.000 dólares.

Otro de los productos más comentados fue una chaqueta militar de colores negro, rojo y dorado, usada por Michael Jackson en una fiesta privada de cumpleaños del presidente Nelson Mandela en 1996 y que se vendió por 76.800 dólares. Además, una guitarra Gibson V usada para el videoclip de "Scream" junto a Janet Jackson se subastó por 19.200 dólares.

El legendario grupo británico QUEEN fue otro de los protagonistas en esta subasta de Nueva York. Una camisa de seda negra usada y firmada por Freddie Mercury y un sintetizador Oberheim OB-Xa usado por la banda para grabar su single "Radio Ga Ga" en 1984 fueron los grandes triunfadores. La camisa se vendió por 54.400 dólares y el sintetizador por 25.000 dólares.