Crónica del concierto de Lyzzard y Vhaldemar en Madrid (2 de marzo de 2018)

Las potentes bandas de heavy metal Vhäldemar y Lyzzärd visitaron el pasado 2 de marzo de 2018 la sala Nazca de Madrid. Nuestros colaboradores Ana López y Vicente Díaz estuvieron allí y esta es su crónica.

Tráfico de viernes y lloviendo, mala combinación casi para cualquier plan, pero no quita para que nos acerquemos a la madrileña Sala Nazca. Varios conciertos en Madrid, pero para hoy habíamos elegido acudir a la cita con , grupo Vasco de Heavy Metal a los que acompañaban , una joven banda Portuguesa.

Llegamos a la sala con el concierto ya empezado y nos la encontramos un tanto vacía, como suele ser habitual para la banda encargada de calentar al personal, y más teniendo en cuenta la amplitud de la misma.

Look ochentero y un sonido clásico, destacando la actitud de su vocalista y de su bajista, único componente femenino de la banda. En general la banda cuenta con posibilidades de hacerse un hueco, calidad no les falta, quizá un poco más de actitud como grupo, pero bueno, tienen tiempo y potencial. Aparte de los temas del único disco que tienen en el mercado llamado Savage, completan el Set List con un cover del “Maniac” de Michael Sembello.

Aproximadamente a las 21:30h llega el turno del segundo plato, el fuerte, el que en realidad nos ha reunido aquí esta noche y para el que ha venido gente hasta de Galicia, como gritaban algunos por el fondo de la sala.

Desde el principio cuando comenzamos a escuchar los primeros acordes de “Metalizer”, los de Barakaldo dejan muy claro que vienen a arrasar y nosotros encantados de dejarnos llevar por semejante torrente de Heavy Metal.

Un sonido clásico, el que tanto nos recuerda a esas grandes bandas que nos llevan acompañando mas de la mitad de nuestras vidas y que tantos y tan buenos recuerdos nos traen.

Es tremenda la presencia y el poderío encima del escenario de Carlos Escudero, su vocalista, quien controla en todo momento la situación. El show continúa con mas temas de su último trabajo “Against all Kings“, tras la canción que da nombre al mismo, suenan “I will stand forever“‘ y “Howling at the moon” en la que brillan de manera especial los teclados de Jonkol, junto con los espectaculares solos de Pedro Monge, auténtica piedra angular de la banda junto con Carlos, aparte de uno de los mejores guitarristas a nivel nacional. Al bajo y a la batería dos recientes incorporaciones, que no son otras que Raúl Serrano y Jandro respectivamente.

Tras esa primera parte la banda continua con otra tanda de temas de sus discos anteriores. “The old Man“, “Black Thunder” y “Bastards” en la que el maestro de ceremonias no cesa en ejercer como tal y allí nadie queda sin jalear a voz en grito el título de la canción.

Siguen con mas temas de su trabajo “Metal of the World“, como son “Dusty Road” y “River of blood“. Con un pie de micro metálico rodeado de una cadena soldada y con una V gigante en lo alto, Carlos no cesa de azotarlo arriba y abajo como si fuera Thor y su martillo.

Cada vez que lo golpeaba contra el escenario, parecía como si se fuese a caer el techo, de hecho, no dejó ni una copa, ni un mini, ni siquiera los ventiladores que había repartidos por el escenario. Un auténtica apisonadora del metal encima y debajo del escenario, del que no dudó en bajarse varias veces a cantar entre nosotros, no cesaba de gritar su grito de guerra “A muerte“, ni nosotros tampoco, por supuesto.

Todos los allí presentes acabaron contagiados por el ambiente de buen rollo que transmitían, risas, chistes y chascarrillos entre tema y tema, y eso que según el mismo, no se calentó demasiado. Cuanta energía, cuanto carisma, sin duda alguna, un gran frontman para una gran banda de Heavy Metal made in Spain.

Para la ultima parte del concierto la banda no duda en tirar de sus clásicos, “Lost World” y “Energy” son las elegidas para terminar con la descarga de Rock que nos tenían preparada los de Barakaldo. Actuación impecable y un sonido bastante bueno nos dejan con ganas de mas sin duda alguna.

No había tenido el placer de verlos antes y ya estoy deseando hacerlo de nuevo. No sé si serán la mejor puta banda de Heavy Metal de este puto país como afirmaba Rafa Basa cuando se subió al escenario a presentar a la banda momentos antes de salir, lo que sí se es que estos tipos son muy muy GRANDES.

Gracias por hacer que a estas alturas nos sigamos sorprendiendo compañeros, os deseo todo lo mejor. Salud y Rocanrol, y por supuesto… A MUERTE!!!

Texto:
Fotos: Vicente Díaz

Fotos del concierto de Vhäldemar

 

Fotos del concierto de Lyzzärd

Comentarios de Facebook