Crónica de Porretas en Collado Villalba, Madrid | 14 de abril de 2018

El pasado sábado 14 de abril Porretas presentaban su último trabajo “Clásicos II” en la Sala El Limite Live de Collado Villalba, Madrid. Una cita que nuestros colaboradores Vicente Díaz y Ana López no quisieron perderse.

Eran un poco menos de las 23 horas cuando llegamos a la sala El Límite de Collado Villalba, aún con escaso público, pero poco a poco se fue llenando de feligreses. Ya con la misma llena y cerca de las 23:30h comenzaban a sonar como de costumbre los primeros acordes de “Always look on the bright side of life” tema central de “La vida de Bryan” con la que comienza el show de los chicos de Hortaleza.

Luis, Manolo, Pajarillo y Bodeguero fueron tomando posiciones en sus respectivos instrumentos y comienzan dando caña con el tema que da nombre al mítico barrio siempre presente en la discografía de la banda, “Hortaleza”. Continúan con “Jodido futuro” y “Si nos dejáis”. En estos tres temas ya nos damos cuenta que el público tiene ganas de fiesta, Los Porretas se dejan querer y en las primeras filas los saltos, los bailes, el cachondeo y los pogos son incesantes, lo que hace difícil mantenerse cerca del escenario y la situación nos obliga a situarnos en un lateral de la sala.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tras “Joder que cruz” llega “Si los curas comieran piedras del río” para volver a poner patas arriba la pista de nuevo en lo que era un continuo subir y bajar en el ambiente de auténtica locura en el local. Continua el show con “El abuelo fue picaor“, “Vive y deja vivir” y “El gran engaño” con la que el jolgorio vuelve a reinar entre el respetable.

Antes de empezar con el primero de los temas de su último trabajo caen otros como “Mi abuelo Amadeo”, “Tripis” y “Ultima generación”. Llega el turno de la primera versión de sus Clásicos II de la noche “La chica de ayer” que no está mal, pero sin duda el tema estrella de su último trabajo es el que sigue, “Resistiré” del dúo Dinámico y que los madrileños lo bordan, especialmente en directo. Esta versión les viene como anillo al dedo, incluso con los guiños al “I Willy survive” de Gloria Gaynor, por su filosofía fiestera, canalla y descarada.

Tras el enorme subidón que supone este tema, llega lo que es sin duda el momento emotivo de la noche, ese en el que Bode nos habla del desaparecido Rober y le dedica la siguiente canción. “Y aun arde Madrid” fue un tema escrito por Rober en su día como homenaje a Pepe Risi y, como son las cosas, hoy sus compañeros lo utilizan para devolvérselo a él. Y así lo seguirán haciendo mientras existan Porretas, como asegura Bode.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La banda continúa con otra versión algo más tranquila, en este caso “Insurrección” del Ultimo de la Fila para empalmar de nuevo con dos clasicazos como “Dos pulgas en un perro” y “El deudor del condado de Hortaleza”.

A estas alturas de la noche el alcohol y los pogos van haciendo mella entre los asistentes más activos y se suceden caídas, eso si, sin consecuencias negativas, lo que no merma para nada el ánimo festivo que se había apoderado de la sala. Manolo toma las riendas y micrófono en mano comienza a cantar los primeros versos de “Ay que gustito pa mis orejas” versión del tema del gran Raimundo Amador, algo más tranquila que las anteriores y que sirve para darnos un respiro antes de la traca final que se avecina. Para ello la banda se reserva “En mi barrio”, “Urdangarin”, “La CÍA” y “La del fútbol”. Tras la cual la banda se retira unos minutos al camerino.

Estos son los temas que aparecían en el set list, pero era evidente que faltaba alguno de los grandes, con lo que el público no dejó de corear el nombre de Porretas hasta que estos no salieron de nuevo a regalarnos los oídos con otros tres trallazos, “Si lo sé me meo”, “Marihuana” y como no, el tema homónimo con el que se acaba un show de los de Hortaleza, el clásico “Porretas”.

Y ahora si, ya podíamos dar por finiquitado el show, casi dos horas de fiesta, saltos, pogos, mucha cerveza, y sobre todo muy buen ambiente y ganas de diversión, debajo y encima del escenario.

Tengo que decir que en el habitual reparto de púas del final del concierto, a mi me tocó un beso del Bodeguero, que grande eres Bode, no nos faltéis nunca.

Grandes Porretas, Salud y Rocanrol!!!

Texto: Ana López
Fotos: Vicente Díaz

Fotos de Porretas