IRON MAIDEN: La historia detrás de "Run To The Hills" (1982)

Iron Maiden - "Run To The Hills"

En marzo de 1982 IRON MAIDEN lanzó al mercado su tercer disco de estudio "The Number Of The Beast", el primero con el actual vocalista Bruce Dickinson y uno de los más aclamados por sus fans. El primer single del disco, "Run To The Hills" vio la luz en febrero de 1982 y fue todo un éxito. Hoy repasamos la historia de esta canción, una de las más conocidas del grupo británico.

Escrita por el bajista Steve Harris, pero en la que colaboró Dickinson con una idea tras ver un documental sobre "My Way" de Frank Sinatra, "Run To The Hills" habla de la colonización de las tierras pobladas por indígenas norteamericanos por parte de las tropas inglesas.

La letra de MAIDEN explica de una forma bastante clara cómo los indígenas que poblaban aquellas tierras hace cientos de años tuvieron que correr hacia las colinas ("run to the hills") para salvar su vida, huyendo de los ingleses.

TE PUEDE INTERESAR: Todos los discos de IRON MAIDEN ordenados de peor a mejor

La canción se podría dividir en tres partes. La primera cuenta la historia desde el punto de vista de los nativos norteamericanos, la segunda cuenta lo mismo desde el punto de vista de los ingleses colonizadores y la tercera cuenta la historia en tercera persona.

En una entrevista, Harris comentó el lado musical de la canción:

"Mi idea era conseguir la sensación musical de un caballo galopando. Al parecer funcionó bien, porque cuando la tocamos en directo siempre somos cuidadosos de no dejar escapar el ritmo... es muy complicado!!".

La portada del single "Run To The Hills" es la segunda de las tres portadas de sencillos con un Satanás dibujado por Derek Riggs, el cual fue el protagonista de otras portada de "The Number Of The Beast". Según Riggs, la idea detrás de la versión original de "Run to the Hills" se basó en la idea de una "lucha de poder en el infierno", en la cual la mascota de la banda, Eddie, lucha contra Satanás con un tomahawk (un tipo de hacha originaria de América).

A partir de 2017, el single ha vendido más de 200.000 copias en el Reino Unido y ha sido certificado Plata por BPI.